© Juan José Lago Pereira 2016
Curiosidades
A   la   hora   de   escribir   Alén   das   estrelamares , y   dado   que   no   era   –ni   soy–   hablante   habitual de   gallego,   tuve   que   leerme   el   diccionario   de Xerais   de   la   "A"   a   la   "Z"   para   encontrar   el vocabulario   específico   del   medio   marino   que necesitaba para la obra.
Tras   leer   el   manuscrito   de   El   triángulo   de   Goualougo    una amiga   mía   me   echó   en   cara   la   "falta   de   vida   sexual"   que mostraban   mis   personajes.   Producto   de   esta   crítica,   no   sólo añadí   un   centenar   de   líneas   al   texto   primitivo   sino   que,   acto seguido,    me    propuse    el    reto    de    escribir    un    texto    de indiscutible   carácter   erótico   que   terminaría   convirtiéndose en mi tercera novela.
El   título   original   de   Cristinita...   era Libertad    de    cátedra .    Con    ese título    fue    con    el    que    gané    un accésit       en       el       I       certamen iberoamericano    de    novela.    Mis editores        me        recomendaron cambiarlo    y,    al    final,    consideré que    el    que    ellos    me    proponían era más acertado.
Siempre que se les ha requerido al respecto, los editores se han negado a revelar la identidad de la venus calipigia (lit. "la de hermosas nalgas") que posa en la portada de Cristinita o la gramática del deseo. Los 3555€ del accésit (4500€ menos el 21% de retención) que me concedieron por Diez millones de kilómetros fueron destinados a costear los primeros gastos de mi futura boda (septiembre de 2013) Gracias a la insistencia de un miembro femenino del jurado que, por fortuna, se cerró literalmente en banda, Gameness se alzó con el 1er  Premio del V Certamen pues el tema que abordaba (el mundo de las peleas de perros) no sólo desagradaba lógicamente al jurado sino que alguno llegó a pensar que yo formaba parte de él